Seguidores

lunes, 9 de enero de 2012

SONATA PARA UN JARDÍN DESIERTO



Soy crisol y soy regazo
y un alud de nieve que baja y aniquila.
Acaricio el jardín 
y se genera una dulce alquimia.
Toco el lodo,
y se levanta la cruz que me mortifica.
Soy perpetuo éxtasis
y pertenezco
a este universo glorioso y fugaz.
Sobre mi pecho giran
la eternidad y todos los planetas
y los luceros crecen 
bajo el barro.
Soy aliento 
y aquí arde mi piel de culebra 
y en el agua perdura su reflejo.
Pero
todavía persiste el hedor de las bestias
en la fuente,
y abreva el olvido y
se estanca el porvenir y la rutina.
Arduo confín ese bronce que hoy expande la tarde.
Arduo misterio que purifica este laberinto de cometas
y árboles.
Relumbra el lodo y al cabo del día
se fulmina la faz de la tierra,
luego palidece, este universo
y la inocencia.

                                                                        Maribelflores

21 comentarios:

  1. El lodo que mortifica... queremos ser flor, aire puro y paz, por eso nos mortifica, pero no es más que uno mismo también en ese jardín donde todo nos hace, con sus misterios y sus devaneos.
    Como al bello loto, que el lodo nos haga resplandecer.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. hermoso poema, homenaje al jardín, al lodo que alimenta y mantiene, a la flor que nace y crece a la belleza que todo lo inunda en primavera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Profundo tu poema. Amalgama de sentires y sentidos, la naturaleza y el ser humano reflejado en todos y cada movimiento que da vida a esta poesía. Precioso.

    Gracias, por tus palabras.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  4. Qué bello poema! Me ha encantado. Me gustan los jardines siempre y tu poema es un auténtico jardín de poesía. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Verónica
    Iglesiasdeoviedo
    Julie
    Aloe, bienvenida
    múltiples gracias a todas, por estar, por cuidarme...

    ResponderEliminar
  6. Precioso poema con imágenes maravillosas. ¡Excelente! Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. TU JARDIN ES UN UNIVERSO APARTE.
    UN EDEN QUE PUEDE REVERBERAR CUANDO PASE EL INVIERNO Y EL VERDE SEPULTE ESE LODO DE AMBIGÜEDADES TERRENALES.

    EXCELENTE POEMA, AMIGA, UNA MAESTRA COMO DIGO SIEMPRE.

    PD NO ME GUSTA EL VERANO, HACE COMO 40 GRADOS. UFFF SE ME BAJA LA PRESIÓN Y ME SIENTO HORRIBLE.

    BESOS

    ResponderEliminar
  8. Maravillosa manera de decirlo. Me ha gustado mucho granaina.
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  9. La naturaleza nos inunda con su de belleza. Tú has sabido transmitírnosla en tu poema.
    -Acaricio el jardín y se genera una dulce alquimia, y en el agua perduran sus reflejos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Uno se queda mudo leyendo tu poema......mudo de admiración !!!!

    ResponderEliminar
  11. Como siempre dejas hermosos poemas,dónde me adentro en palabras nuevas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Ummm esa piel que se transmuta con el amor y la pasión.... y con la naturaleza de por medio..m e quedo con ella..

    besos Mar

    ResponderEliminar
  13. Maribel,

    Tus versos tocan puertas
    abren ventanas
    entran
    y desordenan el
    pulso de las cosas
    y nos confrontan
    con nuestro
    reflejo

    Abrazo sincero

    ResponderEliminar
  14. Queridos amigos, todos y cada uno
    Riespe, que alegría ver tu cara y leer tu comentario. Hoy es un gran día, amigo.
    Besos y millones de gracias para todos.

    ResponderEliminar
  15. Flores, Maribel, para tus letras. Que placentero ha sido el visitarte. Lo haré con más frecuencia.

    Un abrazo desde Barranquilla, Colombia. Invitación cordial a mi Galería de letras.

    ResponderEliminar
  16. Querida poeta y amiga mía, este crisol y regazo es de una riqueza tan profunda como exquisita. Ha proveído su lectura una cúspide lírica en la que me has hecho ver y sentir la voz del entorno como dando golpes de trazo con una pintura creada desde y para la vida...
    ¡Qué grandiosidad, Maribel! He sentido el ocaso en una hebra de barro, he escuchado la voz del cosmos en el filo de una tinaja y la hierba cómo se abría para dejarse acariciar por un misterio irrevocable. Gracias mil por tu poesía.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  17. Hola Maribel, que hermosas imágenes se dibujan en tu poema, con un mensaje muy profundo.

    Abrazos alados.

    ResponderEliminar
  18. Hermoso poema. Veo que tienes la valiosa capacidad de transformar tus emociones en arte... Siendo así, estarás siempre "a salvo" del mundo, siendo dueña y señora de tu propio mundo interior, que es precioso, por cierto.

    ResponderEliminar
  19. Precioso poema, frases que enlazas de una forma magistral. Tienes un leguaje muy rico. El poema es muy visual y eso me gusta, me ha parecido estar allí, con los ojos cerrados, y apreciar todas las sensaciones que describes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Es una preciosidad de poema, esta lleno de arte y sentimiento, enhorabuena. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán moderados por la autora, con el único fin de evitar un mal uso de este blog o la presencia de lenguaje soez u ofensivo. Gracias por colaborar.