Seguidores

viernes, 31 de agosto de 2012

A MICHAEL (en África)


Como un ave migratoria
sobrevuelas
los límites del horizonte
y traspones África.

Tardes sin nubes en mi ciudad vieja
mientras te sueño.
Partícipe inocencia
que unes
en opuestas lenguas
tu bitácora y la mía.

(Pero ya respiro ese instinto,
de una noche,
que aún está por llegar)

Todo tu cuerpo
es como un arbotante de niebla.
Mitad intimidad mitad rostro suspendido
en esas lejanas tierras
y en la quietud de mi umbría.

Dorso de piedra
eres como una columna de antílopes
desbocados ¡libres!
y rebasando las planicies.

Rutas y promesas
incertidumbre y magnetismo  
fundidos
en esta hora melancólica
que exhala aire atardecido de dunas.

Tu nombre emana sed,
Michael,
y merodea dulcemente
la irrealidad y los milagros y
este novísimo esplendor mío.

                                                        Maribel Flores

12 comentarios:

  1. A un amigo Estadounidense que pasará cuatro meses en Nigeria por motivos de trabajo.
    Con todo mi afecto para ÉL.

    ResponderEliminar
  2. Pues le has dedicado un poema francamente evocador y hermoso querida Maribel.
    Tus letras siempre saben a bien paridas y llegan con un eco misterioso de pura vida.

    Besos y a tu amigo, que todo le fluya en armonía

    ResponderEliminar
  3. Sentirlo en la antípoda del corazón, entre sonidos vegetales, mientras el corazón, también trepida nostalgias. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  4. Paisaje interior que evoca el espacio, sugestivo horizonte de la cuna del hombre, África, con sus contrastes brutales y su promesa de un hoy por descubrir.
    Un placer sentir este bellísimo poema. Te abrazo Maribe y a tu amigo lo mejor de la vida.

    ResponderEliminar
  5. Seguramente tu amigo recibirá la fuerza de tus versos Maribel.
    Hermosa evocación a la increíble tierra africana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Convite
    Passei por aqui, para lê o seu blogue.
    Admirável. Harmonioso. Eu também estou montando um. Não tem as Cores e as Nuances do Vosso. Mas, confesso que é uma página, assim, meia que eclética. Hum... bem simples, quase Simplória. E outra vez lhe afirmo. Uma página autentica e independente. Estou lhe convidando a Visitar-me, e se possível Seguirmos juntos por Eles. Certamente estarei lá esperando por você, com o meu chapeuzinho em mãos ou na cabeça.
    Insisto que vá Visitar-me, afinal, o que vale na Vida, são os elos de Amizade.

    Deixe no comentário, o endereço do seu blogue, para facilitar, a retribuição em Segui-lo.


    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  7. Hermoso poema que tu amigo sabrá agradecer. Me ha gustado mucho leerte. Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Maribel.
    Estuvimos viendo tu blog y por eso te venimos a hacer una propuesta: hace poco comenzamos un grupo literario llamado "El tintero" y quisieramos tenerte por allí.
    La idea es que todos podamos compartir nuestros escritos pero también comentar y ayudar a los demás a mejorar. También se realizan actividades y talleres.
    Esperamos que te interese nuestra invitación.

    Atte. la administración de El tintero
    http://eltintero.forosweb.net/

    ResponderEliminar
  9. Como te envidio el esplendor.
    No hay dinero que pueda comprarlo verdad?

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda un sentido y profundo poema para llevar pegado al alma en las tardes de sabana mientras contemplamos la silueta de una jirafa atravesando el ardiente disco solar. Michael estará muy orgulloso de tu poema y de tenerte como amiga, ¿quien no lo estaría?. Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Preciosa evocación unida a la tierra,que estira sus brazos en la lejanía y une corazones.Precioso Maribel.
    Te felicito por tu mirada en perspectiva solidaria generosa e inmensa.
    Mi abrazo grande y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  12. Un poema evocador donde se funden la nostalgia de la ausencia con la esperanza de una noche que aún está por llegar.Lo piensas allá,crecido por la grandeza del continente más puro,más vital.Y lo piensas desde aquí,desde la simpleza de una vida más sencilla,más vulgar.Y surge el deseo de la vuelta mientras contemplas satisfecha ese tu nuevo esplendor.

    Todo un canto a la vida.Me encantó.

    Un abrazo,Maribel.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán moderados por la autora, con el único fin de evitar un mal uso de este blog o la presencia de lenguaje soez u ofensivo. Gracias por colaborar.